Todos los sitios web pasan por diferentes fases de desarrollo de diseño y contenido. Hay algunos propietarios de sitios web que rápidamente obtienen lo que buscan; mientras que otros lo obtienen después de varias mejoras y experimentos con el diseño de sus páginas.

El nivel de competencia en el mercado exige determinadas cualidades en un sitio web para alcanzar el éxito. ¿Es común que tus amigos o competencia te informen sobre fallas en tu sitio web? ¿has notado que tus conversiones han descendido por debajo del promedio más bajo?

Tal vez sea tiempo de pensar en el rediseño de tu página web, si no estás seguro, te damos una lista de señales que indican que tu sitio web necesita actualizarse:

1. Tu sitio web es lento y tiene elementos obsoletos

Una de las características más desagradables en un sitio web es que sea lento y que tenga elementos que ya no funcionan, ya que brinda una imagen muy negativa de tu empresa en general. Ya que lo mínimo que se espera, es que, independientemente del diseño, la página sea funcional y cumpla con determinadas funciones.

Si tu página web ha dejado de cumplir con su propósito, inmediatamente empieza a trabajar en una renovación. Pequeños cambios pueden hacer gran diferencia:

  • Cambia el tema de tu página web, si éste ya parece un poco aburrido.
  • Mejora su velocidad.
  • Usa nuevos colores y nuevas animaciones.
  • Presta atención a la elección de alojamiento web.

2. La competencia está actualizándose y tú no

Es 2018 y el usuario promedio determina la calidad de tu empresa basándose en el atractivo de tu sitio web, redes sociales y demás. Ya que antes de comunicarse directamente con una empresa, primero buscan información sobre ella, y por supuesto sobre su competencia. Por lo tanto, es muy recomendable que hagas un seguimiento de los sitios web de tus competidores y examines cómo están mejorándose gradualmente y de esta forma jamás te quedes atrás.

 

3. Tu sitio no sigue la tendencia actual

El mercado del diseño digital depende en gran medida de las tendencias, los colores y estilos que están de moda. Por ello, te recomendamos visitar otros sitios web de tu nicho de mercado, ya que si ellos empiezan a seguir algún patrón de diseño similar que les está funcionando, debes seguir esa tendencia. Por supuesto, no dejes de innovar, ya que los usuarios siempre buscan el sitio web más atractivo y original.

 

4. Tu sitio web tiene puntos muertos

¡Tal vez no lo sepas, pero esta señal es como una alarma de incendio! Regularmente debes revisar cada pestaña, botón, enlace y página de tu sitio web, con la finalidad de que localices los enlaces rotos; esto es obligatorio.

De esta forma, puedes detectar y eliminar este tipo de elementos, antes de que tus usuarios los identifiquen y les causen una mala impresión.

 

5. Mala Optimización SEO

Si tu página web no atrae suficiente tráfico y tus visitantes salen del sitio justo después de abrirlo, este es un indicador de una mala estrategia de SEO.

También significa que los motores de búsqueda tienen dificultades para posicionar tu sitio web y por ende, es difícil encontrarlo.

El SEO no es una tarea de un solo día, ya que todo tu contenido necesita optimización, sin duda, debes realizar la instalación de una herramienta de SEO y el rediseño de tu sitio web.

 

6. Tu sitio web no está optimizado para móviles

Casi el 80% de las ocasiones, los usuarios usan redes sociales a través de sus móviles. Por lo tanto, un sitio web optimizado para móviles es primordial para que tu marca tenga éxito y tus usuarios puedan visitar tu sitio desde cualquier dispositivo que prefiera.

 

7. Problemas de Seguridad

Los sitios web son mucho más propensos a los ataques de hackers. De hecho, hay muchos agujeros de seguridad que un sitio web puede tener.

Para solucionar este problema, es importante que protejas tu sitio web de la mejor manera posible, todos los datos de tu sitio web son valiosos; sobre todo si aceptas pagos en línea y tus clientes confían en ti y te brindan sus datos personales.

No dudes en solucionar inmediatamente cualquier tipo de problema de seguridad, antes de que lo lamentes.

 

8. Demasiado contenido

Cuando una persona crea un sitio web por primera vez, tiende a poner una gran cantidad de información sobre su negocio, ya que necesita que lo conozcan.

Con el paso del tiempo, se recomienda eliminar el exceso de contenido y dar al sitio web un diseño fresco.

La recomendación es: busca un tema prediseñado que muestre el contenido de tu sitio web de manera presentable y creativa.

 

9. No tiene integración con redes sociales

Rediseña tu página web para que todas tus redes aparezcan en ella y permita a tus contactos conectarse con tu negocio por medio de tus diferentes redes.

 

10. Tu negocio ha crecido y tu sitio web no lo refleja

Muchos empresarios y gerentes de marketing se olvidan de sus redes sociales cuando empiezan a tener éxito en su negocio. Sin embargo, es mejor pensar en el rediseño del sitio como en una manera de celebrar su crecimiento y agradecer a su público por su fidelidad.

Esperamos que nuestro artículo haya sido de utilidad para ti, no olvides que tu sitio web es tu carta de presentación en la web y debes mantenerla optimizada.

 

¡Gracias por leernos!

Please follow and like us: