Estas recomendaciones de estrategias te servirán como punto de partida para iniciar tu construcción de imagen profesional en Internet.

 

La marca personal es aquello que dicen de nosotros cuando nos retiramos de un lugar.

-Jeff Bezos

 

Las redes sociales están llenas de oportunidades para que hablemos sobre nosotros, nuestra vida, trabajo, aficiones, relaciones y más, sin embargo no debemos poner toda nuestra vida ahí.

La construcción y promoción de un negocio no es fácil, sin embargo, por algo se debe empezar.  Por ello te brindamos estos 12 tips; son estrategias que te pueden servir para empezar a construir tu marca personal en Internet:

 

1. Define la imagen que quieras comunicar:

El primer paso es muy sencillo y probablemente ya lo hayas hecho. Busca tu nombre o de tu negocio en Google y analiza lo que aparece. Seguramente te encontrarás con perfiles que olvidaste, referencias de empleos pasados, etc. Analízalos y cuestiónate, ¿es eso lo que quieres que la gente sepa de ti o tu negocio?

A partir de ahí empezarás a trabajar, define qué imagen quieres proyectar: profesional, confiable, sarcástico, relajado, juvenil, empresario o líder en su ramo. Así podrás definir qué mensajes vas a dar y qué cosas no debes publicar.

 

2. Identifica tus áreas de conocimiento e interés:

Piensa en las cosas que te apasionan, ya sea la gastronomía, el cine, leer sobre marketing, diseño de interiores, etc.  

Sea cual sea el área que te apasione, no importa si se trata de algo distinto a lo que estudiaste o a tu empleo actual, es un buen punto de partida para construir una imagen propia. Te lo recomendamos ya que cuando se habla, escribe o comparte información de algo que te apasiona se nota un auténtico interés y es más sencillo que los demás se convenzan de que esa área es apasionante.

 

3. Haz una limpieza de contenidos:

Revisa lo que está publicado en tus redes sociales: fotos, videos, publicaciones en las que te han etiquetado, publicaciones hechas por ti en tu muro de Facebook y tu información de LinkedIn (trata de mantener la información actualizada).

A continuación, elimina aquello que deje de aportar algo positivo a la imagen que deseas construir: desde chistes de mal gusto, quejas de antiguos trabajos, publicaciones ofensivas y cualquier cosa que consideres que te ubica como una persona negativa.

Revisa las cuentas que sigues y elimina las que consideres irrelevantes, eso te ayudará a limpiar tu muro de contenido irrelevante.

 

4. Unifica tu imagen:

Lo ideal es que identifiques las cuentas que tienes activas, borres las que ya no usas y las que quedan compartan una imagen unificada. Algunos recomiendan poner la misma foto de perfil, una misma bio y si cuentas con un blog, incluirla en tus perfiles.

De esta forma, la gente que te busque sabrán cuales son tus redes sociales “oficiales” o activas aún cuando no tengas verificadas tus cuentas. En caso de ser pyme, se pueden verificar de manera más sencilla.

 

5. Sigue cuentas que hablen de tu sector:

Una excelente forma de encontrar información relevante es seguir a cuentas o personas que sean líderes en el ramo: empresas, museos, universidad, columnistas, investigadores, asociaciones, influencers o portales especializados. De esta forma, podrás estar actualizado sobre las novedades en tus áreas de interés.

En caso de que desees conocer sobre más de un área, como por ejemplo música y marketing, te recomendamos crear listas como las que ofrece Twitter, en las que puedes tener las cuentas por separado y así leer solamente las que éstas publiquen sin que se pierdan en toda la información que recibes a diario.

 

6. Comparte información de tu interés:

Sabemos que en ocasiones es difícil escribir con regularidad, grabar un video o un podcast, sin embargo las redes sociales están llenos de inspiración para ti o con contenido que puedes compartir o retuitear. Incluso puede sumar a tu perfil profesional si lo compartes en LinkedIn.

 

7. Genera conversación

La gran ventaja de las redes sociales es que no son un canal de comunicación de una sola vía, como la radio, periódicos o la televisión, sino que permiten un intercambio de ideas entre los usuarios.

Otra gran ventaja es que puedes pedir opinión o aclarar alguna duda con algún especialista en tu sector, mencionar a aquellos cuyos videos o blogs te gustan o dar tu lista de cuentas favoritas para aprender de viajes, marketing, música o tecnología.

Para retroalimentación que te favorezca puedes hacer preguntas abiertas, poner encuestas o desarrollar un tema en varios tuits, apoyado por los hashtags más populares del día y conseguir información necesaria para mejorar tus productos o servicios.

 

8. Escribe algo propio

Hay muchas empresas que se detienen en este punto porque no se consideran buenos escritores, sin embargo te recomendamos que lo intentes, practiques y pidas apoyo a un experto.

Si consideras que para nada es lo tuyo, contrata a un copywriter que pueda plasmar tu punto de vista y los conocimientos que quieres transmitir a tus usuarios. Crear un blog de marca ya es indispensable en la actualidad, y tiene infinitas ventajas.

Lee nuestro artículo y conoce todas las ventajas de tener un blog y compartir contenido de utilidad para tus usuarios:

“Beneficios de tener un blog en tu empresa

9. Asiste a los eventos claves de tu área

Facebook es una excelente manera de enterarte acerca de los eventos clave de tu sector, como los que organizan Entrepreneur o Merca2.0 a lo largo del año para los interesados en el Marketing, la publicidad y los negocios en general.

Cursos, conferencias, sesiones de networking, presentaciones de libros o talleres, cualquier evento te servirá no solamente para seguir ampliando tu conocimiento, sino también para hacer networking. Sin duda te ayudará a conocer personas con gustos e intereses afines con los tuyos, e incluso puedes crear alianzas o poner en marcha nuevos negocios o proyectos.

 

10. Comparte tu trabajo e intereses

Si tu trabajo e intereses te apasionan y disfrutas hablar de ello ¡compártelo! Ha habido muchos casos de bloggers que se vuelven influencers en su sector y consiguen muchísimas oportunidades, tal como escribir un libro, aparecer en comerciales, productos gratis, etc.

 

11. Súmate a temas, tendencias y causas

Si algo hemos aprendido de las redes sociales es que los usuarios tienden a agruparse para hablar o apoyar temas o causas que consideran adecuadas, desde ayudar a las víctimas de un desastre natural hasta a dar a conocer una noticia importante.

Te recomendamos que no solamente te mantengas publicando y retomando información: únete a la conversación utilizando hashtags o viendo los temas del día y busca conexiones con tu área de expertise, algo que se pueda relacionar con tu imagen profesional y que demuestre que no solamente puedes hablar de lo que ocurre entorno a tu sector, sino de otros temas también.

 

12. Incluye tus redes sociales en tu tarjeta de presentación

Dile adiós al viejo formato de las tarjetas blancas con tu nombre, correo electrónico y teléfono sin nada más que el logo al reverso. Consigue seguidores y gana la confianza de tus contactos de negocios colocando tus redes sociales en tu tarjeta de presentación.

Las redes sociales que compartas deben ser las que puedan comunicar tu imagen profesional, nos referimos a LinkedIn, Twitter y tu blog.

Si no te gusta la idea de cambiar el esquema de tu tarjeta, puedes incluirlas al reverso como complemento de tu información principal.

Este tip es recomendable para profesionales de la industria creativa, medios, publicistas, diseñadores, periodistas, productores, community managers, publirrelacionistas o directores de agencias, como también emprendedores que deseen construir una red de contactos profesionales en poco tiempo.

 

Esperamos que puedas tomar estos consejos y utilices tus redes sociales como herramientas de promoción personal y crecimiento de tu negocio.

¡Gracias por leernos!

 

 

Please follow and like us: